+54-3537-41-8989 •

Acerca de Nosotros

Distribuidora Ilma - Historia

Si bien los registros indican que nació un 4 de junio de 1948 en la localidad de Morrison, la verdad es que Miguel Angel Peralta, más conocido por el Cholo, nació un 7 de octubre de 1947 en la ciudad de Bell Ville. Se crió entre polleras, al amparo de su madre y sus tías, en un ambiente humilde y afectuoso, aprendiendo, ya desde pequeño, lo que representa el sacrificio y el trabajo duro, siguiendo el ejemplo de su mamá.
Inició sus estudios en el colegio Florentino Ameghino, donde terminó el sexto grado y comprendió a fuerza de duras enseñanzas de maestros, que su destino no estaría acompañado de libros, sino más bien forjado por el sacrificio y el trabajo incansable.
Así fue como comenzó, al grito de Carameeelos a vender golosinas en la cancha, lo que le propinó un gran empujón que forjaría su carácter comercial.
Años más tarde, de la mano de un familiar y la ayuda de un carrito, comenzó a vender golosinas en los impás de los cines belvillenses de la época como el Cervantes y el Rex; mientras que la imponente punta del Coliseo bañara con su filo su carita de mocoso, espiando las películas a las que accedía sin costo alguno.
Poco a poco fue creciendo y a raíz de su esfuerzo, convicción, necesidad y sueños, a sus 22 años logró ocupar un puesto como vendedor en la pujante distribuidora "A. Itala Aidhu"; distribuyendo productos de Fábrica Argentina de Alpargatas.
En sus años mozos y al ritmo de Los Iracundos en un baile en el Arte Nativo conoció a su compañera de vida, con la cual se casó. De este amor nació primero Gabriela y luego Pablo.
En el año 1975 toma la decisión de retirarse de la distribuidora. Así con el conocimiento adquirido y la fuerza de su juventud, comienza a abrirse camino propio en la distribución de calzado. Con su único vehículo, una DKW rural color beige, comienza a recorrer la zona en busca de clientes; principalmente por Ruta 11 hasta la localidad de Esperanza, provincia de Santa Fe. Este recorrido fue tomado cada vez con más ímpetu fundando las bases de lo que luego se convertiría en ILMA S.A. distribuidora de calzado, cuyo nombre le hace honor a su esposa.
Su esfuerzo estaba puesto en darle a su familia las mejores oportunidades de las que él pudo tener. ILMA S.A. comenzó comercializando productos muy clásicos de la época, mocasines para los caballeros y mocasines con taco para las damas. Con el tiempo fueron sumando artículos, incorporando zapatillas y calzado de tiempo libre como alpargatas, ojotas y sandalias.
En el año 1990, se incorpora su hijo Pablo, quién en sus comienzos ocupaba el puesto de distribuidor de las ventas realizadas por su padre. Luego con un aire de ideas renovadoras, amplían la zona de cobertura colocando al ILMA S.A. de cara a su situación actual en un mercado más amplio distribuyendo calzado y textil en las provincias de : Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero, Entre Ríos, Chaco, La Pampa, La Rioja, San Luis y Buenos Aires.
Hoy, finalmente, ILMA S.A. comercializa aquellas marcas que alguna vez soñó y parecían imposible siendo fruto de perseverancia, esfuerzo, arduo trabajo y nunca bajar los brazos.